Consulta Ginecológica

Image

Control Ginecológico

Se realiza en mujeres sanas una vez al año, consiste en la inspección de los genitales externos, en la toma de citología cervical y en el examen bimanual de los órganos genitales internos (tacto vaginal).

Por diversos motivos, en la medicina actual se ha establecido que el ginecólogo es el médico de cabecera de la mujer. Esto es bastante cierto, ya que son pocas las situaciones en que un médico está en contacto tan cercano a un paciente como lo es el ginecólogo-obstetra, se convierte en tu fuente profesional de información para resolver tus dudas; primera cita ginecológica, métodos anticonceptivos, infecciones , además en una situación tan importante va a ser el que controla un embarazo, y te acompaña en esa gran experiencia.

Las ventajas de estas situaciones es que estamos en un momento de la medicina en que muchas de las patologías severas que aquejan a la mujer pueden ser prevenidas o diagnosticadas precozmente.

Por qué es importante el Control Ginecológico?

Este examen permite evaluar prevenir y diagnosticar en forma temprana patologías asociadas a la mujer. Estas pueden ser lesiones benignas del aparato genital femenino, inflamaciones, enfermedades de transmisión sexual y cánceres tratados en forma precoz que pueden curarse.

Este estudio incluye lo siguiente:

  • Historia clínica: para conocer los antecedentes de enfermedades que ha tenido la mujer, sus familiares, las operaciones a las que fue sometida la paciente, si utiliza algún método anticonceptivo, las características de las menstruaciones, si fuma, u otros hábitos.
  • Examen ginecológico: el médico revisa a la paciente en una camilla, donde se acuesta la mujer, adaptada para este tipo de examen.
  • Examen mamario: el médico realiza la palpación de las mamas y según la edad de la mujer y sus antecedentes familiares de cáncer de mama le pedirá una Radiografia de mamas, llamada mamografía.