Densitometría ósea

Image

Densitometría ósea

La densitometría ósea es una técnica que permite medir la densidad de calcio que tienen los huesos. Es un test muy útil para detectar la osteoporosis de forma precoz, y también sirve para valorar la respuesta al tratamiento en las personas que la padecen. Es una técnica fácil de realizar por su rapidez, coste y comodidad para el paciente, ya que no es dolorosa ni hospitalizacion. Sin embargo, no está demostrado que sea necesario realizar esta prueba a todas las personas con riesgo de osteoporosis, sólo será útil realizarla a unos grupos concretos de gente.

La prueba suele realizarse sobre un único hueso, usualmente la cadera o las vértebras más inferiores de la columna vertebral. En algunos adultos y en los niños se realiza en todo el cuerpo. El aparato de medición consigue una imagen con la que detecta la cantidad de calcio del hueso y lo compara con los valores normales

¿Cuándo realizar una densitometría osea?

  • Mujeres postmenopáusica con síntomas severos, sin tratamiento hormonal y con poco consumo de estrógenos Mujeres postmenopáusicas que fumen o hayan fumado a lo largo de su vida, ya que el tabaco acelera la pérdida de calcio en los huesos
  • Hombres y mujeres con enfermedades que asocien pérdida ósea (mieloma múltiple, diabetes tipo 1, enfermedades renales o hepáticas…).
  • Personas mayores que tengan antecedentes en su familia de fractura de cadera o columna vertebral.
  • Personas que consuman medicamentos que provoquen pérdida de calcio en el hueso (corticoides, antiepilépticos, alcohol, etcétera).
  • Cualquier persona que padezca hiperparatiroidismo, una enfermedad donde la hormona paratiroidea está elevada y hace que los huesos liberen el calcio que tienen hacia la sangre
  • Personas que hayan tenido una fractura en cualquier parte del cuerpo después de un golpe no muy fuerte, lo que nos hace sospechar que tienen los huesos demasiado frágiles.
  • Niños que padezcan enfermedades genéticas que afecten a la formación del hueso, como la osteogénesis imperfecta.

Resultados de la densitometría ósea

Los resultados de la densitometría ósea se adquieren en el mismo momento de hacerla,.

El médico que suele encargarse de la densitometría es el radiólogo, supervisa la realización de la prueba y analiza los resultados que se obtienen redactando un informe que entregará al médico que lo solicito (ginecólogo, reumatólogo, médico de familia, endocrinólogo…).

En el informe habrá una serie de datos estadísticos de los cuales destacan dos por su importancia:

  • T-score

Este dato indica la densidad de calcio que tiene el hueso en con respecto a la cantidad máxima que tendría un hueso en una persona similar en un momento concreto de su vida:

Si la puntuación es mayor a -1 podemos considerarlo como normal. Cuando la puntuación se encuentra entre -1 y -2’5 decimos que la persona presenta osteopenia, o densidad ósea menor de lo normal.

Consideramos que padece osteoporosis cuando la puntuación es menor a -2’5. Este dato es muy importante para valorar el riesgo que tiene esa persona de sufrir una fractura en alguno de sus huesos.

  • Z-score

Este dato indica la densidad de calcio que tiene el hueso en relación a la media de la población de personas que le corresponde según su edad, sexo, peso y talla. Esta puntuación en sí misma no sirve para diagnosticar osteoporosis porque es un dato que varía mucho de una persona a otra, pero si se encuentra fuera de los extremos normales sirve para alertarnos y pedir otras pruebas.