Mamografía

Image

Mamografía

La mamografía es una radiografía de la mama que permite descubrir de forma precoz la presencia de cáncer de mama. Es una radiografía especial, pues emite una dosis muy baja de radiación, y es capaz de detectar lesiones sospechosas de cáncer incluso menores a 100 micras de tamaño.

¿Cuándo se debe realizar una Mamografía?

Existen dos tipos de mamografía, la de screening y la diagnóstica:

  • La mamografía de screening se realiza en mujeres asintomáticas. Permite la detección de cáncer de mama en fases muy tempranas de su desarrollo, por lo que aumenta la posibilidad de realizar un tratamiento curativo de forma precoz. Aunque cambia en los distintos países, en general se recomienda cada 1-2 años en mujeres entre 40 y 50 años, y cada año en mujeres de más de 50 años. A veces se recomienda realizar un cribado en mujeres menores de 40 años con una historia familiar de cáncer de mama, antecedentes de patologías mamarias, o mamas muy densas. La eficacia del cribado se ha demostrado claramente incluso en mujeres mayores de 80 años.
  • La mamografía diagnóstica se realiza en mujeres sintomáticas, por ejemplo cuando hay un flujo anormal por el pezón, cuando se palpa un nódulo mamario, o cuando la mamografía de cribado no es normal. La mamografía diagnóstica lleva más tiempo que la de cribado, pues se realizan radiografías en distintas posiciones para estudiar adecuadamente el posible tumor y el tejido circundante. En mujeres con implantes mamarios o antecedentes personales de cáncer de mama muchas veces se realizan como cribado las técnicas propias de la mamografía diagnóstica para aumentar la sensibilidad de la prueba.

¿Qué resultados se obtiene:?

Tras la realización de la prueba, un médico especialista examinará detenidamente las imágenes. El resultado suele estar disponible en unos días.

Hay que tener en cuenta que la mamografía tiene algunas limitaciones. Puede no detectar algún cáncer, dando lugar a lo que en medicina llamamos falsos negativos, o puede diagnosticar erróneamente un cáncer cuando no lo hay, lo que llamamos falsos positivos.

En general los resultados pueden ser los siguientes:

  • Todo normal.
  • Hallazgo de alguna lesión benigna, no cancerosa, que no requiere un seguimiento diferente al habitual.
  • Hallazgo de alguna lesión probablemente benigna, pero que requiere un seguimiento más estrecho.
  • Hallazgo de una lesión sospechosa de ser maligna por lo que se sugiere considerar la realización de una biopsia.
  • Hallazgo de una lesión con alta probabilidad de ser maligna. Se sugiere tomar medidas para un diagnóstico preciso

Su médico le informará de los resultados de la prueba y le indicará si precisa de nuevas revisiones o la realización de otros procedimientos.